sábado, 14 de abril de 2018

El Jaguar de Husky

Tengo el recuerdo, no muy claro, de haber visto de chico un Jaguar igual, o parecido, que pertenecía a la embajada de Gran Bretaña. En mi infancia vivía muy cerca de la gran casona que oficiaba de residencia diplomática. Tan solo a una cuadra.


Los autos de la embajada solían bajar por la calle Galileo para luego tomar la Avenida Las Heras en el barrio porteño de Recoleta. Indefectiblemente pasaban por delante del edificio en el que vivía. Ya comenté, en esta misma sección, sobre el Rolls Royce Silver Shadow de la embajada británica.


Pero ahora le tocó el turno a este Jaguar XJ6 de color amarillo con interiores de color rojo. La particularidad de esta pieza del catálogo de Husky, es que se abre la tapa del baúl. Al igual que los Matchbox de esa época tiene gancho de remolque.


Gancho que está desproporcionado para la escala. Pero ¿nos importaba algo cuándo éramos chicos? En absoluto. Servía para arrastrar algo y punto. La diversión estaba asegurada. Además se abría el baúl y era un plus a la hora de imaginar juegos.


La pintura de la carrocería presenta algunas cachaduras. Propias de los juegos de la infancia. En especial teniendo en cuenta que no era un Matchbox y recibían otro trato de mí parte. Además de no venir en caja de cartón, sino en un blíster, que no conservé.


Imagino que habré jugado mucho con este Jaguar porque siempre me gustaron sus líneas. Esta pieza de Husky tiene el chasis de metal y no tiene suspensión. Pero eso no era un problema a la hora de jugar.


De los Husky que conservo enteros parece ser el único automóvil. Los demás son vehículos de otro tipo. Tal vez si revuelvo alguna de mis cosas aparezca otro auto, pero quién sabe en qué condiciones esté. Al menos este Jaguar está completo…


Hay que reconocer que los Husky no eran como los Matchbox. Estos últimos tenían otra calidad de fabricación y acabado. Pero insisto que a la hora de jugar poco nos importaban estas diferencias. Lo cierto que estas marcas británicas de autos a escala han calado hondo en las mentes de los chicos.


Sino no se explicaría la cantidad de coleccionistas que hay en todo el mundo. Algunos especializados en una marca y otros coleccionando todo lo que se produjo en los años sesenta y setenta. Como siempre les digo no soy un coleccionista, simplemente tuve la fortuna de guardar estos “autitos de colección” de mi infancia.


Y ahora tengo la suerte de tener un sitio como Archivo de autos, donde una sección sabatina, “Garaje Miniatura”, permite que les abra las puertas de esos tesoros de mi infancia. Porque eso son: tesoros de cuando era chico y jugaba con ellos.


El Jaguar XJ6 4,2, tal como reza en la parte de abajo del chasis, no tiene número de pieza como sucede con los Matchbox. Está bastante bien conservado, eso se aprecia en las cuatro ruedas, salvando los detalles de pintura que mencioné antes.


La tapa del baúl se mantiene sola levantaba, lo que denota que no tiene desgastes mayores. No recuerdo con exactitud cuándo llegó a mis manos este Jaguar. Pero estimo que habrá sido a finales de la década del sesenta. Pero no tengo nada para afirmarlo.


La memoria puede ser excelente para recordar, pero mala para documentar. Por eso he aprendido a no confiar al cien por cien en ella. En estos años de escribir para Archivo de autos he terminado de afirmar lo que escribí al principio de este párrafo.


Por eso cuando no tengo un documento que respalde lo que afirmo trato de no ser tajante. Puedo estar metiendo la pata. Y para que meterla si puedo no hacerlo… ¿no? Esto lo veo a menudo en las redes sociales. La gente recuerda algo, pero distorsionado por el paso del tiempo.


Lo cierto que el Jaguar de Husky llegó entero hasta nuestros días. Lo cual es mucho decir cuando fue un juguete de la infancia. Ahora es un testimonio de esa época de mi vida, como la de tantos otros que fueron chicos en los años sesenta.


Hoy conocieron otro de los “autitos de colección” de mi infancia. Otro que era británico, pero no de la marca Matchbox, mí preferida en aquellos años donde los juegos eran una de las principales actividades. Jugar era aprender de una manera completamente diferente a la enseñanza sistemática.


Para los que tengan ganas de ver todos los “autitos de colección” del “Garaje Miniatura”, les dejo el enlace con la página donde están todas las notas publicadas hasta la fecha:


Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos no cuenta con ningún apoyo publicitario. Es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.