sábado, 9 de septiembre de 2017

Silenciador enlozado

Hemos visto, en esta misma sección: “Accesorios y algo más”, silenciadores con lana de vidrio, de aluminio, de acero inoxidable y hasta uno lubricado. Ahora nos toca conocer otra rareza, el silenciador Bambino totalmente enlozado.


El enlozado era tanto en su interior como exterior y su fabricante era la empresa Manavella y Cía. SRL de la calle Catamarca 1273 de la localidad de San Jorge en la provincia de Santa Fe. Los distribuidores para la ciudad de Buenos Aires y alrededores era la empresa Taures SRL de la calle Echeverría 135 de la localidad de San Martín en la provincia de Buenos Aires.

Según su fabricante el silenciador Bambino tenía una duración de 250.000 kilómetros y esa era la garantía que ofrecían al cliente. También le hacían saber que el número de la patente era 178.347. En la vieja publicidad se decía que era silencioso y muy liviano.

Además de mencionarse que la circulación de los gases del motor respondía a un sistema científico. Esto permitía un funcionamiento más libre del motor evitando el recalentamiento. Todo esto tendría que afirmarlo algún usuario.

Tal vez algunos de los seguidores de Archivo de autos colocaron un silenciador Bambino en algún automóvil de la década del sesenta. Al menos el listado de comercios que figura en la publicidad son de casas de caños de escape.

De esta forma vimos la primera nota de la temática “raros silenciadores”, que abordaremos este fin de semana. Mañana otra rareza del mercado argentino de accesorios. La vieja publicidad del silenciador enlozado apareció publicada en la revista Parabrisas número 35 del mes de octubre de 1963.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.