Lenguaje claro

viernes, 22 de enero de 2016

Ford y sus trompas

Lo que me provoca esta publicidad, con solo las trompas, de automóviles Ford fabricados en Estados Unidos y Europa es que me recuerdan a todo el auto. Claro que es algo que pasa por mi cabeza y porque tengo la imagen de muchos de los automóviles publicitados a través de sus trompas en esta pieza gráfica de enero de 1958.

Publicidad de la revista Selecciones del Reader’s Digest de 1958.


Luego de superada esa catarata de imágenes de automóviles lo que surge de esta vieja publicidad es lo diferente que eran los autos estadounidenses de los europeos al finalizar la década del cincuenta. Lo otro es como salta la diferencia con la parrilla del Edsel. Por eso no les gustó a los estadounidenses.

Rompía con los cánones en materia de parrillas y trompas en Estados Unidos. Mucho más si las comparamos con las sobrias trompas de los Ford alemanes o ingleses. Si mi memoria no falla, y a veces lo hace, recuerdo una publicidad similar, pero con vehículos utilitarios. Es decir con camionetas y camiones de la marca Ford.

La publicidad está en español porque apuntaba al mercado de América de habla hispana. Ese que comienza en México y termina en el sur del continente. Justo donde vivimos nosotros, los argentinos, antes de caernos del mapa. Por ser elegante y no hacer otra referencia planetaria de la ubicación de Argentina.

La trompa del Lincoln Continental me recuerda una cupé que estuvo exhibida en Autoclásica 2013 y que llegó desde el vecino país de Uruguay. Simplemente: imponente. Tanto que la luneta trasera de accionamiento eléctrico descendía y dejaba paso al techo de lona para que se plegara y se  alojara en la parte trasera antes del baúl.

De esta forma de ser una cupé enorme pasaba a ser un cabriolet o convertible, según les guste llamarlo. A Autoclásica 2013 llegó de la mano del Montevideo Classic Car Club. En un color azul muy parecido a la trompa que asoma en la parte baja de esta vieja publicidad de la empresa Ford Motor Company.

Recuerdos de automóviles del pasado gracias a una publicidad que solo nos mostró las trompas de algunos de los vehículos que fabricó la empresa Ford a lo largo del mundo. La vieja publicidad apareció publicada en la revista Selecciones del Reader’s Digest del mes de enero de 1958. Otra pieza gráfica del archivo personal que nutre la mayoría de las notas diarias que aparecen en Archivo de autos, el sitio de los viejos autos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:



Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.