Lenguaje claro

lunes, 1 de diciembre de 2014

Bedford, un camión inglés en Argentina

La General Motors Argentina importó los camiones Bedford desde la empresa inglesa Vauxhall-Bedford, integrante de la General Motors Corporation desde el año 1926, y enseguida se ganaron el beneplácito del público argentino. Como camión noble y duradero, aunque algo lento.

Camión Bedford volcador del año 1962. La fotografía es de
la revista Parabrisas número 25 de diciembre de 1962.


A partir del año 1959 General Motors Argentina comienza a fabricar los camiones Bedford en el país en dos versiones: naftero y diésel. Ambos motores de 6 cilindros en línea con una cilindrada de 4.927 centímetros cúbicos. Esto es una curiosidad, al menos para el que escribe estas líneas. No es frecuente que un vehículo automotor tenga motores de la misma cilindrada, siendo uno naftero y otro gasolero.

El motor naftero tenía una potencia de 133 HP y el par motor era de 36,9 kilográmetros a 1.200 revoluciones por minuto. El diámetro de los cilindros era de 98,42 milímetros y la carrera de los pistones de 107,95 milímetros, estas medidas era exactamente igual para el motor diésel. La relación de compresión era de 6,6:1.

En cambio el motor diésel tenía una par motor de 30 kls a 1.400 revoluciones por minuto y la relación de compresión era de 17:1. El cigüeñal estaba apoyado en siete bancadas y las camisas eran cambiables.

Camión Bedford furgón del año 1962. La fotografía es
de la revista Parabrisas número 25 de diciembre de 1962.

La caja de velocidades era de cuatro marchas adelante, que tenía sincronizadas la segunda, tercera y cuarta velocidad. Las relaciones de las diferentes marchas eran las siguientes: primera, 6,500:1; segunda, 3,332:1; tercera, 1,711:1; cuarta, 1:1 y marcha atrás, 6,500:1. También, ciertos modelos del camión Bedford podía venir con la caja de relaciones cercanas y era para usos extremos. La relaciones eran las siguientes: primera, 6,500:1; segunda, 2,860:1; tercera, 1,576:1; cuarta, 1:1 y marcha atrás, 6,500:1. El embrague era del tipo monodisco seco con resortes de amortiguación en la maza. La relación estándar del diferencial era de 5,83:1. En el cuadro de las características se describen las otras posibilidades de relaciones de diferencial.

Los frenos era por el sistema Hydrovac con tambores en todas las ruedas y el servo freno era de gran diámetro. La suspensión, tanto delantera como trasera era por eje rígido con elásticos semielípticos con amortiguadores hidráulicos. En el cuadro adjunto se especifica la cantidad de hojas principales y auxiliares según el modelo del camión Bedford.

Los modelos de camión Bedford para el año 1962 eran J4L largo, J6S corto y J6L largo que se podían aplicar a diferentes carrozados como se pueden apreciar en las diferentes fotografías: volcador, furgón, semi remolque o colectivo.

Camión Bedford semi remolque cisterna de YPF 
(Yacimientos Petroleros Fiscales) del año 1962.  La fotografía es 
de la revista Parabrisas número 25 de diciembre de 1962.

Los Bedford que venían con dos velocidades en su eje trasero le permitían al conductor realizar el cambio con solo apretar un botón. La alta relación era usada para los buenos caminos y la baja relación para tránsito difícil o pesado. Esto permitía tener ocho relaciones con la caja de velocidades de cuatro marchas. El mencionado botón, para el cambio de relación, accionaba una línea doble al vacío que hacia el cambio sobre el eje trasero.

Otra ventaja que presentaban los camiones Bedford era el tipo de palieres flotantes que hacían que la carga la soportara la cañonera. De esta forma los palieres solo transmitían la fuerza a las ruedas traseras. Se podían sacar y reemplazar sin quitar la rueda o la maza. Ni siquiera era necesario levantar al Bedford para realizar esta tarea de mantenimiento. La gran ventaja de este sistema era que en caso de rotura la rueda no se salía de su lugar. Pero para ser remolcado había que retirar el palier del lado contrario para no dañar el conjunto del diferencial.

El sistema eléctrico contaba de dos baterías de 6 volts conectadas en serie para rendir 12 volts con una capacidad de 185 amperes por hora. El generador de 12 volts tenía un rendimiento de 270 vatios y en el modelo SB subía a 500 vatios.

Colectivo Bedford del año 1962. La fotografía es de la revista
Parabrisas número 25 de diciembre de 1962.

Los camiones Bedford de 1962 se presentaban con tres medidas diferentes de distancia entre ejes: 3.940 milímetros, 4.240 milímetros y 4.550 milímetros. En el cuadro adjunto se especifica a que modelo correspondía cada medida mencionada.

Los recuerdos que asaltan a mi mente son el clásico ralentí, tan particular del Bedford, que de solo mencionarlo surge el sonido. Para aquellos que tienen algunos años saben de qué hablo. Ese regular tan desparejo con esos pequeños sacudones que hacían temblar a todo el colectivo. Porque de ahí viene el primero de los recuerdos: de los colectivos Bedford que regulaban muy diferente a los Mercedes-Benz que lentamente iban copando el mercado de los queridos bondis de la ciudad de Buenos Aires.

Cuadro de algunas características técnicas del camión Bedford del año 1962.
El cuadro es de la revista Parabrisas número 25 de diciembre de 1962.

La otra imagen es su tablero tan bajo con respecto a los camiones Mercedes-Benz. Parecía que el chofer del colectivo estaba en un pedestal y no0 sentado al frente de un camión carrozado para llevar personas. Porque que otra cosa eran esos camiones sino disfrazados para transportar gente. Las cosas cambiaron para bien con el correr de las décadas para los sufridos pasajeros porteños. Claro que ahora tenemos colectivos con pisos que suben y bajan…

Un recuerdo para aquellos camiones de mi infancia que vuelven locos a varios y que llaman la atención de los más jóvenes cuando ven un colectivo de los sesenta restaurado y ese vehículo es un Bedford. Para todos aquellos que alguna vez viajaron en ese traqueteante colectivo de origen inglés fabricado en Argentina vaya el recuerdo de pisos de chapa lavados con kerosene, o querosén. El olor y las patinadas siempre estarán presentes en mi memoria.

Las fotografías de los camiones Bedford, como el cuadro de características técnicas, fue tomado de la revista Parabrisas número 25 de diciembre de 1962.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.