Lenguaje claro

martes, 16 de septiembre de 2014

El Ami 6, casi un 2 CV

La empresa francesa Citroën lanzó al mercado el Ami 6 con el fin de reemplazar al mítico 2 CV, pero no lo logró. No es fácil para ninguna automotriz, de cualquier país, suplantar un automóvil utilitario con éxito de ventas y con confiabilidad entre los usuarios. Hoy veremos cómo era ese Ami 6 que no conocimos en Argentina y que es el modelo anterior al Ami 8.

Citroën Ami 6 del año 1961.


El motor del Ami 6 era el que conocimos en Argentina en el Citroën 3 CV el de 602 centímetros cúbicos de cilindrada con una potencia de tan sólo 22 CV a 5.000 revoluciones por minuto. El motor era el conocido bóxer de dos 2 cilindros refrigerados por aire mediante una turbina. El diámetro de los cilindros era de 74 milímetros y la carrera de los pistones era de 70 milímetros y el carburador era de marca Solex 30 PBI.

El Citroën Ami 6 fue presentado en el año 1961 y se lo continuó fabricando hasta el año 1969, cuando aparece el Ami 8, que es un conocido de los argentinos y del que hace poco tiempo vimos en la versión Élysée:

El sistema eléctrico era de 6 volts con dínamo y una batería de 45/50 amperes por hora. La caja de velocidades era de cuatro marchas totalmente sincronizadas y marcha atrás. Les recuerdo que el Ami 6 tenía tracción delantera por lo tanto la caja era del tipo puente. Es decir hace las veces de caja de cambio y diferencial. La relaciones de las velocidades eran las siguientes: primera, 5,61:1; segunda, 2,61:1; tercera, 1,92:1 y cuarta, 1,31:1. La relación final del diferencial era de 3,5:1.

Los frenos eran hidráulicos y de tambor en las cuatro ruedas con la particularidad de tener las campanas delanteras a la salida del diferencial. La superficie de frenado era de 556 centímetros cuadrados y el freno de estacionamiento, de accionamiento mecánico, actuaba sobre las ruedas traseras.

La dirección era del tipo de cremallera con una desmultiplicación de 14:1 y el volante era similar al del Citroën DS 19 con un solo rayo, que cumplía la función de seguridad en caso de colisión frontal. El radio de giro del Ami 6 era de 5,50 metros.

El Citroën Ami 6 del año 1961 sin las puertas. 

La suspensión era independiente en las cuatro ruedas con el clásico sistema de amortiguación con elementos de fricción e inercia, con amortiguadores hidráulicos. La clásica suspensión del 2 CV prácticamente involcable según su fabricante.

Las medidas del Citroën Ami 6 eran las siguientes: largo, 3.865 milímetros; ancho, 1.521 milímetros; alto, 1.485 milímetros; distancia entre ejes, 2.393 milímetros; trocha delantera, 1.260 milímetros y trocha trasera, 1.220 milímetros. El peso en vacío era de 610 kilogramos y con la carga admisible llegaba a 950 kilogramos. Los neumáticos eran de la medida 125 x 380 con llantas de acero 4J-15. El tanque de combustible tenía una capacidad de 25 litros, mientras que el cárter necesitaba 2 litros de aceite y la caja de velocidades de 1 litro. La velocidad máxima, según fábrica, era de 105 kilómetros por hora y el consumo de combustible era de 5,5 a 6,5 litros por cada 100 kilómetros recorridos.

La carrocería, que estaba montada sobre un chasis, presentaba asientos delanteros corredizos con un recorrido de 14 centímetros. Los asientos posteriores se podían remover para ampliar la carga del baúl. Baúl que era de generosas dimensiones para un automóvil de 600 centímetros cúbicos, que se ampliaba gracias a no tener el neumático de auxilio, que se encontraba debajo del capot en el vano motor. Como accesorios presentaba calefacción y desempañador.

El diseño de la carrocería del Ami 6 era un tanto extraña con una trompa redondeada, con ciertas reminiscencias a la marca francesa Panhard y la luneta trasera similar al del Ford Anglia de origen inglés. A diferencia del Ami 8, de dos volúmenes, el Ami 6 venía con baúl. Lo raro, para su categoría de pequeño utilitario, eran sus cuatro puertas. Generalmente ese segmento de automóviles eran cupés de pequeñas dimensiones.

Un acercamiento al Citroën Ami 6 del año 1961 a través de dos imágenes que tomé prestadas de la revista Parabrisas número 9 del mes de julio de 1961.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.