Lenguaje claro

jueves, 5 de abril de 2012

Isard 1204, un Goggomobil argentino


Isard Argentina SAIC y F presentó a fines del año 1964 un nuevo modelo, el Isard 1204, que no era otra cosa que un Goggomobil, fabricado bajo licencia de Glas de Alemania.

Publicidad aparecida en la revista Parabrisas número 49 de diciembre de 1964.


El Isard 1204 se fabricaba en la planta de General Pacheco en la provincia de Buenos Aires, donde la empresa Isard Argentina contaba con una superficie de 45.000 metros cuadrados. Ahí se fabricaba este nuevo modelo Isard que tenía un motor de 4 cilindros en línea de 1.189 centímetros cúbicos.

La potencia era de 63 HP SAE o 53 CV DIN a 5.300 revoluciones por minuto, con una compresión de 8,5:1. La caja de velocidades de cuatro marchas tenía un sincronizado tipo Porsche y la palanca de cambios estaba en el piso, dándole una tonalidad deportiva al auto.

Los frenos eran a disco en las ruedas delanteras y a tambor en las traseras. La suspensión delantera era independiente con parrillas superiores longitudinales y transversales las inferiores. El eje trasero era rígido con elásticos semielíptico con amortiguadores hidráulicos.

Según la fábrica Isard Argentina el consumo del 1204 era de 7 litros de nafta cada 100 kilómetros recorridos. Además indicaban una velocidad máxima de 145 a 150 kilómetros por hora.

Un dato, era el primer auto argentino familiar que venía con cuenta vueltas de serie. Otra novedad para el mercado local era que el árbol de levas a la cabeza venía accionado por una correa dentada de material plástico. Hay que ubicarse en la época donde la distribución de los autos era accionada por una cadena. Hoy es habitual y corriente este tipo de correas en los autos, pero en 1964 era toda una novedad.

Un auto argentino fabricado bajo licencia alemana que no tuvo mucha difusión en el mercado, si bien participó en diferentes categorías de carreras de autos.

Hoy queda presentado el Isard 1204, un auto familiar de corte deportivo. Un dos puertas rápido para la época en que fue lanzado al mercado argentino.

Agradezco a Julián Pérez su ayuda con la digitalización de las imágenes que acompañan a esta nota.

Mauricio Uldane