Lenguaje claro

miércoles, 8 de marzo de 2017

Seis años del blog

Tímidamente un martes 8 de marzo de 2011 nacía este blog llamado Archivo de autos, que se dedica a los viejos autos que supimos conseguir. El porqué del nombre es que hace referencia a un archivo personal de datos e imágenes, que estuvo guardado, sin tocar, por más de 20 años. El resto es historia conocida para los seguidores y lectores de Archivo de autos.



Aquel martes de marzo del 2011 comenzaba a publicar la primera nota. En el inicio el blog solo tuvo notas semanales y fue por mucho tiempo. Recién a mediados del año 2013 habría notas diarias.

El tema es que aquel arranque de Archivo de autos se hizo desde el ciber Skinet, que ya no existe, en la ciudad de San Miguel, en la provincia de Buenos Aires, donde vivo. Las notas las escribía en papel borrador y luego las tipiaba en una computadora del mencionado ciber. Así fue hasta principios del año 2014.

Las cosas cambiaron un poco cuando dos amigos fierreros, Eliseo Tapia y Víctor Caputo, me regalaron una vieja Pentium IV, que estada desarmada, la armé y es la herramienta de trabajo actual de Archivo de autos. Ahora lucho porque Google no actualiza más el Chrome para el sistema operativo Windows XP.

Pero gracias a otro amigo fierrero, Hugo González, es que cuento con un viejo escáner Canon, donde puedo digitalizar todo el material que aparece publicado en las notas diarias. También en los primeros tiempos, y gracias a dos amigos, Inés Dzienczarski y Luis Pérez, pude escanear mucho material en la casa de ellos y a veces con la ayuda del hijo de ambos, Julián Pérez.

Así que queda claro que desde su inicio Archivo de autos fue un sitio totalmente artesanal hecho por una sola persona. Esa persona, la que firma esta nota, investiga, escribe, edita, administra, responde los comentarios y mails, o mensajes. No hay un equipo de trabajo detrás de Archivo de autos.

El sitio ha ido creciendo, en especial a través de su página en Facebook, creada para publicitar este blog y que terminó por tener vida propia. También en estos 6 años se fueron sumando otras redes sociales como Taringa!, Google+ y el año pasado Mofler, la red social del motor. Donde fui invitado a participar como editor de noticias. Ahora mismo Archivo de autos lidera el ranking de editores.

Pero también Archivo de autos tiene otro blog en WordPress y comparte las notas diarias en el sitio Paperblog en la sección Motor dentro de Tendencias. También fui invitado a participar. Otra red social, que ya no existe, tuvo la presencia de Archivo de autos: Autonautas. Desapareció a principios del año pasado por decisión de su administrador.

Ahora las notas son diarias, y más de una. A mediados del año pasado descubrí que repasar notas de archivo aumentaba las visitas al blog y se ha convertido en una sección diaria, como complemento, de la nota inédita del día. Pero en esta Temporada 2017 se han sumado nuevas secciones como “Viejas noticias”, que va de lunes a viernes y “Accesorios y algo más” la más nueva a partir del primer fin de semana de marzo.

Y justamente será una sección de fin de semana. Pero habrá más novedades la semana que viene con una nueva sección, de aparición cada tanto, que supo tener una nota hace mucho tiempo. Veremos si gusta entre los lectores como sucede con las dos nuevas secciones mencionadas.

También esta Temporada 2017 los libros tienen un espacio, el primer domingo de cada mes. Un comentario, más que crítica de un libro sobre el automovilismo argentino, en la sección “Libros con autos”, y un listado de los libros disponibles de ser adquiridos en el mercado argentino, en la sección “Literatura fierrera”.

Gracias a Lenguaje claro Editora, ya que hablamos de libros, es que este blog cuenta, desde mediados del año pasado, con un banner con publicidad paga. Es una entrada de dinero que financia en parte todo el trabajo que demanda día a día hacer Archivo de autos.

También, desde diciembre de 2016, habilité los avisos de Google AdSense. Pero como el sistema de pago es por los clics que hacen las personas sobre los avisos publicados, de publicación rotativa, todavía no generaron el dinero suficiente para el primer pago. En cambio el banner es dinero que recibo todos los meses.

Veremos que pasa con el tema publicidad y si logro tener más auspiciantes que financien de algún modo este proyecto que es Archivo de autos. El año pasado gracias a la generosidad de los varios seguidores es que se pudo financiar el pago del servicio de Internet. Recién en diciembre de 2015 pude contar con ese servicio en mi casa y dejar de concurrir al ciber, que entre paréntesis cerró sus puertas casi para la misma época.

Hacer Archivo de autos demanda mucho tiempo. Pensar las notas y que éstas sean atractivas para el leer es toda una tarea. Y en el medio atender los pedidos y comentarios de los lectores. No me quejo, simplemente quiero que estén al tanto de lo que implica este blog. Por otro lado sin pasión nada se podría hacer bien.

Espero que Archivo de autos siga creciendo y que sea reconocido como lo que es: un sitio que trata de contar la historia del automovilismo mundial en sus primeros 100 años de vida. En el camino les cuento historias de los viejos autos que supimos conseguir.

Gracias a los lectores por estar del otro lado de la pantalla del monitor, de apoyar, de sugerir, de aportar, de opinar y de criticar. Todo eso forma parte de la comunicación fluida con el lector.

Simplemente gracias por estar ahí.

Mauricio Uldane
Autor y editor de Archivo de autos desde marzo de 2011