Lenguaje claro

martes, 7 de marzo de 2017

Peugeot 309 diésel

La empresa Peugeot Talbot Automobili Italia importaba al mercado italiano el Peugeot 309 GRD a partir de octubre de 1986. Conoceremos, gracias a la revista Automobilismo una prueba que le hicieron a este automóvil francés en noviembre del mismo año.

Peugeot 309 GRD del año 1986 importado a Italia.


Originalmente el Peugeot 309 había sido diseñado para comercializarse con la marca Talbot, también perteneciente al Grupo Peugeot. Pero se decidió lanzarlo como Peugeot 309 en el año 1985.  El motor diésel, que montó la versión 309 GRD, era el mismo que usaban los modelos 205 y 305 de la marca francesa.

Dicho motor diésel era de ubicación delantera transversal de 4 cilindros en línea con una cilindrada de 1.769 centímetros cúbicos con una potencia de 60 CV a 4.600 revoluciones por minuto con una relación de compresión de 23:1. El diámetro de los cilindros era de 80 milímetros y la carrera de los pistones de 88 milímetros.

Trompa del Peugeot 309 GRD de 1986.

La inyección era del tipo indirecta y tenía árbol de levas a la cabeza accionado por correa de goma dentada. La refrigeración era por agua y la lubricación por bomba de accionamiento mecánica. El sistema eléctrico era de 12 volts con una batería de 42 amperes por hora y el alternador de 50 amperes.

La caja de cambios era de cinco marchas hacia adelante y marcha atrás con la palanca de cambios al piso. Las relaciones de las distintas velocidades eran las siguientes: primera, 3,30:1; segunda, 1,88:1; tercera, 1,28:1; cuarta, 0,96:1; quinta, 0,76:1 y marcha atrás, 3,33:1. El embrague era del tipo monodisco a seco y la relación del diferencial delantero era de 4,06:1.

La suspensión delantera era independiente del tipo Mc Pherson invertido con amortiguador hidráulico de doble efecto y barra antirrolido ubicada detrás de las ruedas. La suspensión trasera era independiente mediante el uso de barras de torsión transversales con brazos.

Cola del Peugeot 309 GRD de 1986.

Los frenos delanteros eran a disco con servo freno y los traseros a tambor. La dirección era del tipo de cremallera con diámetro de giro de 10,4 metros y el volante de tope a tope necesitaba de 2,85 vueltas.

Las dimensiones del Peugeot 309 GRD del año 1986 eran las siguientes: largo, 4.051 milímetros; ancho, 1.628 milímetros; altura, 1.380 milímetros; distancia entre ejes, 2.469 milímetros; trocha delantera, 1.408 milímetros y trocha trasera, 1.376 milímetros. El peso en el orden de marcha era de 950 kilogramos. Los neumáticos eran de la medida 165/70 SR 13.

Algunas de las performances del Peugeot 309 GRD que se obtuvieron por parte de los periodistas italianos de la revista Automobilismo fueron una velocidad máxima de 155 kilómetros por hora. La aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora era de 15,9 segundos. De 0 a 1.000 metros, con partida detenida, se tardaba 37,2 segundos.

Tablero del Peugeot 309 GRD de 1986.

El consumo de combustible en ciudad era de 14,5 kilómetros por litro. En cambio en ruta, a 90 kilómetros por hora, recorría 21,7 kilómetros por litro. Mientras que a 120 kilómetro por hora se obtenían 16,6 kilómetros por litro. Estos valores fueron considerados excelentes por los periodistas de la revista Automobilismo.

También la velocidad máxima y la elasticidad del motor tuvieron la misma calificación de la revista mencionada. Pero consideraron discreta la potencia del motor diésel. En líneas generales lo que más les gustó a los periodistas italianos, del 309 GRD, fueron el confort de marcha, los accesorios, el consumo reducido, la buena habitabilidad y lo silencioso que era.

En cambio nos les gustó la terminación del habitáculo del Peugeot 309 GRD, la dirección que era pesada en las maniobras y el cabeceo en las frenadas. En contrapartida esta versión diésel de la empresa Peugeot era la que más accesorios traía. Pero los periodistas consideraban que las terminaciones del habitáculo se podían mejorar.

Vano motor del Peugeot 309 GRD de 1986.

Los colores de la carrocería que ofrecía en el mercado italiano el Peugeot 309 GRD eran los siguientes: blanco meje, bordó, azul de Arabia, rojo Vallelunga. Para los colores metalizados la paleta incluía a estos: gris futuro, azul Ming, marrón tibetano, rojo plaisir, gris winchester y azul topacio.

La garantía era por 12 meses con el kilometraje ilimitado y 6 años contra la corrosión. El tiempo de entrega de la unidad era inmediato y su precio en el mercado italiano, en diciembre de 1986, era de 14.700.000 liras. Otro dato era que la tasación fiscal era 18. Les recuerdo que algunos países europeos, como Francia e Italia, usaban este tipo de valuación para los impuestos de un vehículo.

Las fotografías y los datos fueron tomados de la revista Automobilismo número 13 de diciembre de 1986, en dicha publicación se le realizó la prueba al Peugeot 309 GRD que se importaba al mercado italiano desde octubre del mismo año.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.