Lenguaje claro

lunes, 6 de marzo de 2017

Motor diésel

Vicente Maresca, mecánico de profesión, y que fuera copiloto de Juan Manuel Bordeu, piloto de TC (Turismo Carretera), en la recordada cupecita apodada La Coloradita, diseñó y realizó un motor diésel de 6 cilindros en línea. Lo bautizó Flavia 290-A y lo fabricó en la ciudad de Balcarce de la provincia de Buenos Aires.



El motor Flavia 290-A tenía una cilindrada de 2.900 centímetros cúbicos con una potencia de 75 HP a 3.000 revoluciones por minuto con un par motor SAE de 19,20 mkg a 2.000 revoluciones por minuto. El diámetro de los cilindros era de 75 milímetros y la carrera de los pistones de 111.125 milímetros.

La relación de compresión era de 21:1 con pre cámara de combustión. El árbol de levas estaba en la tapa de los cilindros y las válvulas tenían una disposición en letra “I”. Según el propio Maresca la velocidad máxima era de 140 kilómetros por hora con un consumo de 7 litros cada 100 kilómetros recorridos. Ese consumo se lograba a una velocidad crucero de 118 kilómetros por hora.

La verdad no tengo más noticias de este motor y qué resultados tuvo su comercialización. Como tampoco el verdadero rendimiento en automóviles, porque había sido concebido para vehículos livianos. La noticia y la fotografía del motor Flavia 290-A fueron publicadas en la revista Su Auto número 42 de septiembre de 1983.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.