Lenguaje claro

lunes, 13 de febrero de 2017

Francital, carrocerías para Ford

La industria carrocera en Argentina tiene una larga tradición. Desde que los automóviles comenzaron a ser comunes en el país. Jugaron un papel importante tanto en el transporte de pasajeros y de carga, sobre vehículos importados o armados localmente. El inicio de la industria automotriz nacional terminó de impulsar la actividad carrocera. Es el caso de Francital para el año 1984.

La ambulancia de exportación sobre un chasis Ford F-250 del año
1984. Un producto carrozado por Francital para Ford Motor Argentina.


La carrocera Francital tenía su planta en la calle Culpina al 3.500 del barrio Parque Patricios en la ciudad de Buenos Aires, cuando todavía no era autónoma. Dos plantas de fabricación de carrocerías sumaban 7.000 metros cuadrados de superficie.

La sociedad de Francital estaba compuesta por Roger Gnagni y Duccio Melani y ya sumaban más de 30 años de actividad en el ramo de las carrocerías artesanales. Por esa época contaban con un plantel, entre operarios y técnicos, que superaban las 100 personas.

Perfil de la ambulancia Ford F-250 de Francital
con destino final en Santo Domingo.

En ese momento, finales del año 1984, la actividad de la empresa era la realización de variados tipos de carrocerías para todo tipo de vehículos. Si bien fabricaban cúpulas para camionetas de todas las marcas producidas en el país, en esa época, trabajan para la empresa Ford Motor Argentina.

Realizaban vehículos completos para la empresa estadounidense radicada en Argentina. Los vehículos eran destinados al transporte de carga y pasajeros. Por ejemplo tenían un modelo llamado Bronco que era una rural con “lomo de camello” que montaba mecánica de la camioneta Ford F-100. El motor era el denominado Econoline. Sobre esta plataforma podían salir ambulancias, transportes escolares y furgones de carga.

Vista de las cajoneras y la caja de carga trasera de
la ambulancia Ford F-250 de exportación de Francital.

La empresa Ford solo proveía el chasis y la cabina para el conductor, el resto se fabricaba en la planta de Francital. Una vez que el vehículo estaba completamente ensamblado se remitían nuevamente a la empresa Ford para que más tarde se realizara su comercialización.

Francital para el año 1984 tenía una calidad de terminación que hacía que sus productos pudieran ser exportados. Tanto que estaba considerada unas de las mejores del continente americano. De hecho para finales del año 1984 estaban en proceso de armado de 200 ambulancias con destino a Santo Domingo en América Central.

Esas ambulancias, tan particulares, estaban armadas sobre la base de una camioneta Ford F-250 de doble cabina con cajoneras a los lados de la caja de carga, ahora reducida. También contaba una estructura de caños, balizas y protección, con rejillas, tanto en los faros delanteros como traseros. Todo realizado en la planta de Francital.

Uno de los modelos de cúpulas para camionetas de la empresa Francital

La capacidad interior de la doble cabina, de tres puertas, era de 6 pasajeros, incluido el conductor. Además las cajoneras tenían acceso desde los laterales de la camioneta sin restar demasiado espacio de la caja de carga posterior con puertas volcables.

Pero no solo modificaban camionetas de la marca Ford, sino que también lo hacían sobre camiones Ford F-700 con una capacidad de carga de 20 toneladas. Sobre estos camiones realizaban todo tipo de carrocerías y cajas según la actividad a la cual se lo destinaría.

Por ese entonces la empresa Francital tenía un proyecto, que debería conocerse en el primer trimestre del año 1985, que consistía en un furgón realizado íntegramente en fibra de vidrio. Prácticamente la totalidad del prototipo estaba realizado en el material mencionado, salvo la cabina del conductor.

Dos camiones Ford F-700 en pleno proceso de
armado en la planta de Francital en el año 1984.

La base donde se apoyaba esa carrocería de fibra de vidrio y metal era un chasis de una camioneta Ford F-100. Existía la posibilidad de montar los motores Ford de 6 cilindros en línea y el de 8 cilindros en V. Así mismo se pensaba en usar un motor diésel, seguramente que algún motor de la marca Perkins, que eran los que usaban los utilitarios de Ford Motor Argentina.

La línea de este prototipo apuntaba a una variedad de carrocerías como ambulancias, furgones de carga (como el mencionado), rurales ejecutivas o casas rodantes autopropulsadas. Desconozco, al momento de escribir esta nota, si el prototipo llegó a producirse y comercializarse por parte de Francital o Ford Motor Argentina.

Para finales del año 1984 la empresa Francital podía producir, en su planta de la calle Culpina, 60 unidades mensuales con esa alta calidad de terminación que los hacían exportables. Como las 200 ambulancias que se irían a Santo Domingo. Conocimos, en un pantallazo, las actividades de la carrocera Francital para finales del año 1984. Las fotografías que ilustran esta nota fueron tomadas de la revista Su Auto número 55 de noviembre de 1984.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.