Lenguaje claro

jueves, 21 de enero de 2016

Peugeot para un monarca

Que las empresas automotrices europeas fabricaron unidades para monarcas de todo el mundo no es una novedad. Cuando pensamos en automóviles para la realeza, en el pasado, nos viene a la mente el Rolls-Royce. Pero hubo otras marcas europeas que hicieron automóviles por pedido de reyes, condes, barones y beyes. Los beyes eran los monarcas de Túnez y la empresa Peugeot fabricó un único ejemplar del Type 4 en el año 1892 para el bey Ali III ibn al-Husayn. Hoy veremos cómo era ese automóvil de finales del siglo XIX.

Peugeot Type 4 del año 1892 fabricado para el bey de Túnez.