Lenguaje claro

jueves, 19 de junio de 2014

El Bentley de las 24 Horas de Le Mans

William Owen Bentley se opuso a fabricar automóviles deportivos sobrealimentados, pero ante la insistencia de un cliente, que a la vez era piloto, Sir Henry Birkin, cedió y plasmó el Bentley de 4,5 litros.

Transparencia del Bentley de 4,5 litros con compresor de 1930.
El dibujo es de la Enciclopedia Salvat del Automóvil.

Birkin quería el automóvil para participar en las 24 Horas de Le Mans, célebre carrera, que el 26 de mayo pasado cumplió 91 años desde su primera edición, así fue como W. O. Bentley cedió ante la insistencia del cliente y fabricó 50 unidades que era lo mínimo que solicitaban los organizadores para homologar el automóvil.

El Bentley de 4,5 litros sobrealimentado tenía un motor de 4 cilindros en línea de 4.398 centímetros cúbicos. Como se aprecia en la transparencia el compresor de carcasa de aluminio estaba ubicado delante del radiador. Uno de estos ejemplares, con compresor, estuvo presente en Autoclásica 2013 y es fácil identificarlos, no solo por el compresor, sino por el enrejado en los faros delanteros.

El modelo se construyó en 1930 y el motor erogaba una potencia de 240 CV a 2.400 revoluciones por minuto. Pese a todas estas características el auto sobrealimentado no logró una clasificación destacada en la competencia francesa.

La insistencia de Birkin por obtener un auto Bentley sobrealimentado lo decidió a sufragar los gastos del desarrollo y hasta comprometió en la tarea a Charles Amherst Villers para que proyectara el compresor y los mecanismos para unir el árbol motor de nuevo diseño que se ubicaría en la parte delantera del auto, tal como se ve en el dibujo.

Clive Gallop que era el encargado de la puesta a punto de los automóviles de carrera se encargó del ensamblaje en un taller propiedad de Birkin en Welwyn, Gran Bretaña. Las primeras pruebas comenzaron en los inicios de 1929 en el circuito de Brooklands en las 6 Horas, pero el Bentley tuvo que ser retirado. Recién obtuvo un tercer lugar en el Gran Premio de Irlanda. Para marzo de 1930 Birkin tuvo que pedir apoyo financiero para seguir con el proyecto y así Dorothy Paget se convirtió en mecenas del equipo de tres autos. Un cuarto auto se construyó para las 24 Horas de Le Mans. Pero el reglamento para homologar pedía 50 unidades.

W. O. Bentley se vio obligado por presiones externas a fabricar esas 50 unidades e incluirlas en su catálogo de autos de calles. Así vendió 13 unidades en el año 1930 y 37 en el 1931, pero con menos potencia que el destinado a las 24 Horas. Pero así y todo los autos Bentley de calle llegaban a 170 kilómetros por hora en los inicios de la década del treinta. Nada despreciable para un automóvil de esos años.

No se sabe si por mala suerte, que a veces persigue a un determinado auto por años, o por fallas mecánicas ningún Bentley sobrealimentado no logró ningún primer puesto, ni en Le Mans u otra competencia. Solo se lograron segundos puestos, uno en el Gran Premio de Francia por Birkin y otro en las 500 Millas de Brooklands por Benjafield y Hall. Hasta ahí llegó el mecenazgo de Dorothy Pager que dejó de financiar el proyecto.

Pese a todo la figura del Bentley de 4,5 litros sobrealimentado sigue siendo imponente. Sino que lo digan los que concurrieron a Autoclásica 2013 y pudieron ver una unidad en vivo y en directo.

La transparencia es un del dibujando Bruno Belli y fue publicada en la Enciclopedia Salvat del Automóvil, Volumen 2 del año 1974 y editada en España.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos


Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.