Lenguaje claro

jueves, 16 de agosto de 2012

Un auto de película


La industria automotriz ha colaborado con la industria cinematográfica en infinidad de ocasiones. Muchas películas han contado con autos acondicionados especialmente para determinados argumentos cinematográficos. Hoy veremos una esas colaboraciones que han tenido presencia en las pantallas grandes: el auto de James Bond, agente secreto 007. El auto elegido fue un Aston Martin DB5.

El Aston Martin DB5 de James Bond. Foto de la revista Parabrisas 55 de junio de 1965.