Lenguaje claro

martes, 21 de febrero de 2012

Los Citroën de 1980

Hace más de treinta años recibí de Citroën de Francia un folleto con la línea de modelos económicos para el año 1980. Entre esos modelos estaba el antológico 2 CV con dos versiones, además del Dyane y el Méhari.

Tapa del folleto de Citroën de Francia de 1980.

Los modelos 2 CV 6 eran el Spécial y el Club. La diferencia a simple vista era que el Spécial era el modelo tradicional con los faros delanteros redondos. En cambio el Club tenía los faros delanteros rectangulares. A diferencia de Argentina no había modelo 3 CV, aunque el motor respondía a ese caballaje fiscal.

El motor era de 602 centímetros cúbicos con una potencia de 29 CV DIN a 5.750 revoluciones por minuto. La compresión era de 8,5:1. El diámetro de los cilindros de 74 milímetros y la carrera de los pistones de 70 milímetros. La velocidad máxima de 110 kilómetros por hora. El consumo a 90 kilómetros por hora constantes era de 6 litros cada 100 kilómetros recorridos.

El Dyane 6, que se importó a Argentina en esos años, tenía el mismo motor pero con un poco más de potencia: 32 CV DIN a 5.750 revoluciones por minuto y una compresión de 9:1. La velocidad máxima de 120 kilómetros por hora y el consumo en ruta a 90 kilómetros por hora era de 5,7 litros cada 100 kilómetros.

El Méhari presentaba dos versiones 4x2 y 4x4. Con este folleto descubrí, en 1980, que había un Méhari doble tracción, algo impensado en nuestro mercado argentino. También usaban el mismo motor que el 2 CV 6 con las mismas características técnicas. Aunque el Méhari daba una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora y el Méhari 4x4 corría a 99 kilómetros por hora.

De izquierda a derecha: Méhari 4x2, Dyane 6, 2 CV 6
Spécial, Méhari 4x4 y 2 CV 6 Club.

Todos estos modelos tenían 3 caballos fiscales, que es una valoración fiscal en el mercado francés, que incide en el precio final del automóvil.

El tablero de los 2 CV 6 era similar al del 3 CV que se fabricó en Argentina. Venía con modernos tapizados internos y apertura del techo corredizo desde el interior. El volante era diferente al Citroën argentino y la tapa de baúl similar al viejo 2 CV que se fabricó en la planta de Barracas en la ciudad de Buenos Aires. Las ópticas traseras eran totalmente diferentes al modelo argentino.

El Dyane 6 era una versión modernizada del 2 CV 6, que se vieron en el país cuando se abrió la importación a fines de los años ’70. Una carrocería modernizada, pero conservando el espíritu de la línea tradicional del viejo 2 CV. Los faros traseros eran similares a los 3 CV de Argentina.

El Méhari era muy parecido al que conocimos como auto utilitario o playero. La carrocería era de ABS y no de fibra de vidrio. En cambio el Méhari 4x4 tenía un tablero diferente y los faros traseros eran distintos. La versión de doble tracción tenía la posibilidad de bloqueo de diferencial y 7 velocidades, 4 normales y 3 reducidas o en baja.

En la foto grande, de izquierda a derecha: Méharí 4x2, Dyane 6, 
2 CV 6 Club, Méhari 4x4 y  2 CV 6  Spécial. 

Otra diferencia del Méhari 4x4 venía en la rueda de auxilio que estaba ubicada en el capot y además podía traer dos rejillas que protegían los faros delanteros. La carga útil era de 400 kilogramos.

Un pantallazo a la línea económica de los Citroën franceses de 1980. Los cinco modelos eran utilitarios en su mejor concepto. Autos pensados para llegar al público con menor recurso presupuestario, como estudiantes o trabajador.

Recordemos como el 2 CV y 3 CV fueron los primeros autos de muchos argentinos en las décadas del ’60 y ’70. Recuerdo que aprendí a manejar en un Citroën 3 CV amarillo patito modelo 1976. Auto que jamás olvidaré, por lo práctico, lo cómodo y lo versátil. Por supuesto que no tenía la reacción de un Torino, pero nadie se lo pediría.

Citroën fue durante muchos años vanguardia en el concepto de autos. Además de el mejor utilitarismo aplicado a un automóvil. Lamentablemente no es lo que era esa marca francesa en la actualidad.

El agradecimiento de siempre a Julián Pérez por su ayuda en el escaneo de las imágenes que acompañan esta nota.

Mauricio Uldane